/Users/josepmariafontseresidera/Downloads/google612d75ea89f49b80.html
 
  • Mariona Fernández

Los hilos islados son umbilicales

Llegamos con tres notícias.

Los muñecos estudiantes de Juan Antonio, del Hotel El Patio de la Luna de Assilah.


1. El próximo día 2 de diciembre, dentro de un mes, estaremos en Barcelona, en la Llibreria Laie de Pau Claris, a las ocho de la tarde, ocho de la noche en Menorca. Presentaremos el programa previsto para el 2023. Lo iremos recordando en Fb, instagram y demás altavoces.

Intentaremos retransmitirlo en directo aunque sea en modo casero. En los islados lo casero, afortunadamente, abunda. Nos gustará, de todos modos, que quiénes puedan y quieran asistan en cuerpo y alma.


2. Antes de esto, el día 11.11.22 (hay que ponerlo así) estaremos en Barbastro para asistir a la entrega de los premios literarios a Menchu Gutiérrez y Juan Vicente Piqueras, dos islados muy queridos. Quien esté cerca o se quiera acercar, la cosa será en el centro de Congresos a las 7 de la tarde.


3. Hace poco más de una semana cerrábamos la aventura de este año, nada menos que en Asilah, Marruecos, en el hotelito El Patio de la Luna de Juan Antonio y gracias el impulso de Andreu que puso en marcha la maquinaria para que ese milagro sucediera y pueda continuar. Las fotos se hicieron en este rincón, al lado de la medina, al lado del océano. Gracias, J.A.por todo, gracias, Musa por tus cuidados. Gracias, Andreu por dejarnos seguir tu estela. Y gracias, cómo no, a los asistentes al curso Cuaderno de memorias, de Mariona Fernández.


Y ahora os preguntaréis, tal vez, el porqué de esos hilos que son umbilicales.


De ello hablaremos en la presentación barcelonesa del día 2 de diciembre a las 20h. Llibreria LAIE. Pau Claris, 85. Barcelona


No es necesario, pero se agradecerá un mail confirmando asistencia.

info@talleresislados.com


Os deseamos un buen noviembre, que no es poca cosa.






La última clase del Cuaderno de memorias, se hizo en el cementerio español de Larache, junto a los restos de Juan Goytosolo y de Jean Genet, entre muchos otros. La de la imagen es la tumba de Genet. Este lugar tan alto, hondo y claro es, después de faros, playas, jardines y cuadras, el aula más inesperada que hemos tenido. También aquí sentirse vivir es fácil. Tal vez más fácil.